Translate

viernes, 22 de diciembre de 2017

BRUSELAS Y LA NAVIDAD

Bélgica es considerado uno de los países de Europa en el que más se disfruta la Navidad, y claro, en su capital, Bruselas, no puede ser menos.




Muchos turistas se aproximan a esta ciudad para disfrutarla en la época más tierna del año: La Navidad. ❆❆❆❆❆❆✨✨✨✨✨
 Durante todo el mes de diciembre hasta principios de enero, Bruselas se vuelve un lugar entrañable gracias a su decoración, su oferta cultural, su espectáculo de luces, sus mercadillos navideños... Es parecido a un parque temático enfocado únicamente a la Navidad. ¡ OJO, no crucéis los semáforos cuando están aún en rojo para el peatón, es multa asegurada!!!!!

✨✨ NO TE PUEDES PERDER...✨✨✨✨

La Grand Place de día o de noche. Me esperaba aquí el mercadillo de Navidad, pero no, aunque está bastante cerca.
A cambio tienes un árbol gigantesco en medio de la plaza proveniente de los bosques valones, decorado con luces y guirnaldas.  Mide unos 21 metros. 


Además, un Belén a tamaño natural también se encuentra en ella. Mucho menos llamativo que el árbol, pero en pocas ciudades Europeas he podido visualizarlo.


La plaza ofrece muchas historias, cada día los freetours que se ofertan en la ciudad te cautivan con sus grandes grandes relatos y curiosidades de cada uno de los edificios que la integran. Impresionante, no dejes de hacerlo. 
Si eres cervecero, en la misma plaza se encuentra el  museo de la cerveza en el sótano de la Mansión de los Duques de Brabante.
 Y por favor, no dejéis de tocar la estatua de Everard Serclaes,  se dice que a quien lo hace se le cumplen todos sus deseos. Bueno, dependiendo qué parte toques... pero en esta época tan mágica por qué no creer... Toquemos..




Pero dejemos pasar un poco el día y demos paso a la noche y volvamos al árbol, ya iluminado de diferentes colores, sed pacientes, ya que cada media hora ofrece un espectáculo de luces y música. casi 20 minutos de espectáculo. La plaza entera vibra y cambia de color al son de la música, como si cobrara vida. Todos los edificios participan. Un espectáculo increíble.✨✨✨✨









Es muy difícil que no termines bailando al son de las diferentes melodías que resuenan en todos los rincones de la plaza...

Plaza de Santa Catalina:

Si quieres ver toda la ciudad desde  las alturas, súbete a la gran noria que allí se encuentra..


Manneken Pis y Jeanneke pis:

Busca el símbolo de Bélgica, su niño meón, y su dura competidora.
Los guías nos contaron infinidad de historias sobre el niño, pero no sabíamos nada de la niña, y descubrirla fue todo un acontecimiento.


Sólo los grandes diseñadores pueden confeccionarles trajes, aunque esta vez estaban totalmente desnudos.


Galerías Saint-Hubert:
No puedes dejar de visitarlas, muy cerca de la Grand Place, llenas de chocolaterías con escaparates espectaculares... A nadie le amarga un dulce, y menos si es Belga...



Toneladas de chocolates de diferentes sabores se encuentran delante de ti, y encima te dan a probar de todo un poco... UFFF el paraíso para los golosos.





Hablando de comida, tienes que probar los gofres belgas... Sobre todo si te los dan recién hechos... 


y por supuesto sus patatas fritas y mejillones



El mercado de Navidad:
Llamado Winterwonders, abierto hasta el 31 de diciembre. Puestos de comida y artesanía navideña recorren el centro de Bruselas, además, la decoración de las calles adyacentes te hacen sentir que formas parte del decorado.




Por fin el tan ansiado vinito caliente, todo es muy bonito la verdad, pero no tenéis ni idea del frío que hace, se te conjelan hasta las pestañas...



Si queréis resguardaros del frío podéis visitar el museo de los instrumentos musicales








O el museo del cómic: Tin tin, los pitufos...



Si sois resistentes a bajas temperaturas podéis hacer una ruta por los diferentes graffitis de la ciudad..




O seguir recorriendo los rincones más emblemáticos.. Catedral, palacios, jardines...







Hay tanto que ver, que a veces, es mejor parar, relajarse y saborear una cerveza con tus amigas, cerca del fuego y echar unas risas...



Es cierto que el tiempo es oro y que no hay que perderse nada, pero después de tanto viajar me estoy dando cuenta que tengo que disfrutar más de estos momentos. Quizás me pierda una visita, pero si hay una próxima vez puedo volver a verlo, lo que no puedo volver a recuperar es el rato que paso con los amigos... Creo que ese SÍ ES EL MEJOR VIAJE...


¡ FELIZ NAVIDAD A TODOS!✨❋✨❋✨❋✨❋✨❋✨











domingo, 10 de diciembre de 2017

BRUJAS EN NAVIDAD: BÉLGICA

La ciudad de Brujas, perteneciente a Bélgica, fue fundada en el S. IX por los Vikingos. Su nombre es de origen escandinavo y significa "puente". Situada a una hora desde Bruselas, de fácil acceso en tren.






Es curioso, cuando pensaba en esta ciudad siempre me imaginaba historias de conjuros y hechizos además del origen del misterio que envuelve una "bruja". Pero al parecer tiene más que ver con sus canales y con los puentes que lo cruzan.

Hay varias maneras de visitarla, por tu cuenta o de excursión. 
 Lo he hecho de ambas formas y en estaciones distintas ( verano e invierno) y la verdad es que hay ventajas e inconvenientes de las dos maneras. Económicamente es parecido, eso sí, esta segunda vez, con un guía y su cantidad de historias, me ha servido de más. (Algunas de brujas de verdad... Nos encantó)
¡¡Cuidadito si la visitáis en invierno, hay mucha humedad y el frío cala hasta los huesos!!. Aún así sigue siendo muy interesante su visita. (Ropa térmica hasta los pies😬😬😬😬😬😬😬)
Si vais en tren con lo primero que os encontráis es con el lago del Amor. Lo bautizaron los franceses, pero al parecer al principio era un lugar donde se arrojaban las aguas residuales ( vaya diferencia🙈🙈🙈🙈🙈🙈🙈)










Su casco antiguo es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.



Las casas y sus canales tienen un aspecto misterioso y abrumador. Bien podían haber vivido aquí famosas hechiceras...



Y sus puentes....Normal que sea considerada una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo.


No es muy grande, por lo que con mediodía tienes bastante, aunque yo le dedicaría al menos un día entero. Sólo así puedes envolverte un poco más en su historia y costumbres.


Estamos en época de adviento... Adoro cómo decoran las ciudades. La verdad es que me esperaba otra cosa, aunque no por ello me he sentido defraudada. Esta ciudad tiene magia con luces y sin ellas.
 Hay dos plazas que compiten en belleza :

La plaza Burg 

El ayuntamiento, la Basílica de la Santa Sangre ( El nombre ya te transporta a grandes misterios),


el Palacio de Justicia y la Probostía se encuentran aquí.


La Plaza Mayor llamada Grote Market:

Totalmente de cuento.
 Aquí ya nos derretimos, no sólo por su belleza sino por su mercado de Navidad, su pista de Hielo, su vino caliente, su chocolate y sus gofres... Delicia para todos los sentidos...








Muchísimo frío.... Pero después de un vino caliente con clavo y canela ya empieza todo a verse de otro color...


 No sabía que podía beberme un vino a esa velocidad😲😲😲😲😲😲😲😲. Me quemé hasta la lengua, pero no importaba. El frío estaba desapareciendo...


Por fin despegamos un poco la cara de la bufanda y paseamos sin estar encogidas... Lo que hace un vino (😁😁😁😁😁😁)


Verdaderamente espectacular. Villancicos y olor a canela... Rodeada de edificios históricos y custodiada por su gran campanario.


En los mercadillos puedes comer algo si no quieres perder mucho el tiempo 


y seguir disfrutando de la magia de la ciudad.







 Las luces de Navidad son tenues, como casi toda la iluminación nocturna de este país. Pero ese quizás es uno de sus mayores encantos.

Si eres amante de la cerveza recuerda que estás en uno de los mejores sitios del mundo para degustarla En el Museo puedes hacer una cata... Eso también de calentará...😂😂😂

Un placer haber visitado otra vez esta ciudad y en la época más especial del año.
 Como siempre gracias a las personas que me siguen en mis locuras.



Si te ha gustado comparte o pincha en el G+ de abajo. No dejéis de sonreír.